Get Adobe Flash player

Pastoral Juvenil

Índice del artículo

 

JUSTIFICACIÓN

La obra Salesiana de Bucaramanga y en ella el Instituto Tecnológico salesiano “Eloy Valenzuela” es sin duda una  de las obras que está más comprometida pastoralmente con todos los miembros que participan en el rol educativo y pedagógico. Quienes animan y coordinan la gestión pastoral de la CEP son los mismos salesianos de Don Bosco que están a cargo de la obra. Ello implica, tener en cuenta varios principios y criterios de la misma pastoral educativa:  trabajamos desde unos lineamientos inspectoriales, la preventividad como principio educativo, educamos con el corazón, evangelizamos educando y educamos evangelizando y nos comprometemos con la Iglesia a ser y formar discípulos y misioneros de la misericordia. 

Para ello queremos encaminar nuestro trabajo hacia una pastoral evangelizadora que construye y hace presente el Reino de Dios. Una pastoral integral que evangeliza a través de todo los que “hace” en espíritu de servicio solidario, de todo lo que “vive” en espíritu de comunión y fraternidad, de lo que “anuncia” proféticamente y de lo que “celebra” pascualmente. Una pastoral educativa que diferencia los contextos sociales y culturales de acuerdo a las edades, pluralismo religioso y específica en la niñez, adolescencia y juventud. Una Pastoral educadora de la fe como propuesta de seguimiento de Cristo y la madurez de la fe vivida en una comunidad cristiana. Una pastoral eclesial en la que nuestro colegio tiene que llegar a ser una auténtica experiencia de comunidad inspirada en los valores del Evangelio y abierta a la vida eclesial, parroquial, diocesana y sentir con la Iglesia universal. Una pastoral en clave vocacional que crea una cultura donde se comprende la vida y la existencia como un llamado de Dios-amor y a encontrar el sentido de la vida en la entrega solidaria a los hermanos.

 

OPCIÓN PASTORAL

Como Comunidad Educativa optamos por una educación evangelizadora y una Pastoral orgánica. El fin último de nuestra labor educativa es proclamar y hacer presente la Buena y esperanzadora Noticia del Reino de Dios en el aquí y ahora que nos ha tocado vivir, mediante hechos históricos que lo manifiesten y construyan. 

La educación es  el lugar en la cual y la mediación  a través de la cual evangelizamos y buscamos construir el proyecto de Dios: una humanidad  congregada en la comunión, que busca liberarse de toda alienación y lograr una vida en plenitud, como don de Dios y como responsabilidad nuestra. 

A través de todo lo que hacemos en espíritu de servicio, lo que vivimos como experiencia de comunidad, lo que anunciamos proféticamente y celebramos pascualmente, nos proponemos construir y significar el Reino de Dios. 

Particularmente  buscamos suscitar  y alimentar la dimensión religiosa de la existencia de todos los que formamos la Comunidad Educativa y educar en la fe, como un itinerario que  lleve al encuentro con Cristo, a conocerlo, amarlo y a seguirlo, prosiguiendo su proyecto y su causa. La fe debe llevarnos a configurarnos con Cristo, hasta llegar a pensar, sentir y actuar a la manera de Jesús, el rostro humano de Dios y el rostro divino de la persona humana. 

La Educación Religiosa Escolar, la Catequesis, la vida litúrgica, especialmente  con la celebración eucarística y la oración, tienden a acercarnos e identificarnos cada vez más con Jesucristo y a comprometernos  con su plan de salvación. 

 

Optamos por una educación inspirada y fundada en el Sistema Preventivo de Don Bosco.

Nuestra labor educativa pastoral se guía por el  Sistema Preventivo de Don Bosco que  es: 

·         Una espiritualidad porque quiere ser en medio de los niños y de los jóvenes, particularmente los más necesitados, signos y portadores del amor de Dios y encarnar la figura de Cristo Buen Pastor y porque quiere expresar concretamente, a través de todas las intervenciones educativas, la caridad pastoral.

·         Un Modelo pedagógico evangelizador y una experiencia educativa por cuanto tiene una intencionalidad muy clara y definida: la construcción del Reino de Dios y la formación de convencidos seguidores de Jesús y ciudadanos conscientes y comprometidos en la construcción de una nueva sociedad, justa, incluyente, participativa; porque se propone ser una comunidad educativa en donde se viva el espíritu de familia y  porque se fundamenta en tres principios: la razón, la religión y el amor.

 


 

Una metodología educativa porque se orienta constantemente en la preventividad, como el arte de educar en positivo. Se propone el acompañamiento asiduo y fraternal a los jóvenes a todo lo largo de su itinerario  educativo y favorece el protagonismo juvenil y su participación activa en la vida del Colegio. Para lograrlo necesitamos llevar adelante las siguientes intervenciones: 

  • ·         El ambiente educativo salesiano está caracterizado por las relaciones fraternas y cordiales entre los miembros de la Comunidad Educativa. Los jóvenes deben sentirse acogidos con un adecuado y razonable nivel de exigencia que hacen de nuestro colegio una familia.
  • ·         La asistencia salesiana como acompañamiento permanente y fraternal de los niños y de los jóvenes, tanto en lo académico como en la convivencia, fortaleciendo canales de comunicación y generando un protagonismo juvenil: escuchando sus inquietudes, intereses, problemas y ayudando a su solución; fortaleciendo sus habilidades y destrezas  y generando liderazgo en ellos y ellas.
  • ·         Los educadores y todo el personal vinculado a nuestros colegios deben caracterizarse por la vivencia del Sistema Preventivo de Don Bosco, buscando siempre un mayor conocimiento y vivencia de la identidad salesiana.
  • ·         Dando protagonismo y responsabilidad a los estudiantes en la vida del Colegio a fin de que se formen como líderes especialmente a través del asociacionismo. 
  • ·         La “Cátedra Salesiana”, destinada a hacer conocer e interiorizar la historia, el carisma y proyecto Educativo–Pastoral Salesiano, está orientada a fortalecer la identidad y sentido de pertenencia de todos los miembros de la Comunidad Educativa. 

 Optamos por un ecosistema pedagógico según el horizonte del Sistema  Preventivo. 

Nos proponemos construir cotidianamente el ecosistema pedagógico de nuestro colegio: 

  • ·         En relación con la ciudad, la familia y la “calle” como los lugares donde se        desarrolla  principalmente la vida de los niños y los y las jóvenes;
  • ·         Haciendo del colegio un hogar que acoge y donde se vive en espíritu de confianza  y  familia;
  • ·         Una escuela donde se educa y aprende para la vida;
  • ·         Un “patio” donde se comparte en la espontaneidad la creatividad y la alegría;
  • ·         Una comunidad cristiana donde se aprende a creer y se educa en la fe;
  • ·         Un taller y un laboratorio donde se experimenta y se forma para la investigación, la tecnología y el trabajo;
  • ·         Una parte de la ciudad donde se educa para la ciudadanía activa y responsable;
  • ·         Un espacio de la creación donde se aprende a amar y defender la naturaleza.
  • ·    Lograr una sólida cultura institucional con el desarrollo de todos los componentes que consideramos fundamentales de nuestro “ecosistema pedagógico”, implicando todas las áreas y de todos los proyectos institucionales.

PROPUESTA PASTORAL 2016

 La propuesta Pastoral es la idea fuerza que orienta la acción educativo-pastoral de las comunidades locales, es punto de comunión en la animación educativo-pastoral de las Provincias de las  FMA y las Inspectorías de los SDB en Colombia.

El horizonte pastoral de la propuesta  2016 se enmarca en los siguientes acontecimientos:
  • XXXI Jornada mundial de la Juventud: Bienaventurados los misericordiosos porque ellos alcanzarán misericordia.
  • Aguinaldo del Rector Mayor: ¡CON JESÚS, recorramos juntos la aventura del Espíritu!.
  • Año de la misericordia: Misericordiosos como el Padre.
  • La ONU lo declara: Año internacional de las legumbres.
  • Juegos olímpicos Rio de Janeiro.
  • La paz en Colombia: ley 1732 de septiembre del 2014. La educación para la justicia, la paz, la democracia, la solidaridad.
  • La UNESCO: Proclama el “Año del Entendimiento Mundial”.

Estos acontecimientos generan para nosotros una experiencia de animación y conversión pastoral que expresamos en el siguiente lema:

 YO DIGO SI: Me decido por Cristo; Construyo la Iglesia; Defiendo la vida.

El camino de la propuesta pastoral es una forma de reaccionar, de esfuerzo por poner el relato de Jesús en el corazón de los jóvenes creyentes. Necesitamos fijar nuestra mirada en su rostro, sintonizar con su vida concreta, acoger al espíritu que lo anima, seguir su trayectoria de entrega al Reino de Dios hasta la muerte en cruz y dejarnos transformar por su Resurrección.

Los cristianos de las primeras comunidades se sentían antes que nada seguidores de Jesús. Para ellos creer en Jesucristo es entrar por su “camino” siguiendo sus pasos. La carta a los Hebreos dice que es “un camino nuevo y vivo”, un camino “inaugurado por Jesús para nosotros”. (Hebreos 10, 20).

Este camino es un recorrido que se va haciendo paso a paso a lo largo de toda la vida. A veces parece sencillo y llano, otras duro y difícil. En el camino hay momentos de seguridad y gozo, también horas de cansancio y desaliento. Caminar tras las huellas de Jesús es dar pasos, tomar decisiones, superar obstáculos, abandonar sendas equivocadas, descubrir horizontes nuevos… todo es parte del camino. Los primeros cristianos se esfuerzan por recorrerlo “con los ojos fijos en Jesús”, pues saben que solo Él es “el consumador de la fe” (Hebreos 12, 2).

La propuesta quiere suscitar “seguidores” de Jesús, identificados con su proyecto, que se entreguen a abrir caminos al Reino de Dios. Que conozcan la experiencia cristiana más original y apasionante: Entrar por el camino abierto por Jesús, el camino de la MISERICORDIA.


 

ETAPAS DE LA PROPUESTA

Cada una de las etapas se constituye en un proceso de cambio, de seguimiento de Jesús y de identificación con su proyecto. El ejercicio del caminar tras Jesús desde unas claves básicas abre a nuevas experiencias para hacer realidad el proyecto del Reino de Dios.

1.    Me decido por Cristo

Al encuentro de la buena noticia del Reino del Dios, fuente inagotable de vida y misericordia hacia todos.

Conozco el corazón de Cristo. Para ser capaces de misericordia, debemos en primer lugar colocarnos a la escucha de la Palabra de Dios y experimentar en nosotros su misericordia. De este modo es posible contemplar la misericordia de Dios y asumirla como propio estilo de vida

Actitud Básica: FE ROBUSTA.

Momento Significativo: LA CUARESMA.

Experiencia Eclesial: SACRAMENTO DE LA RECONCILIACIÓN. 

1.    Construyo la Iglesia

Tras las huellas del maestro, seguimos sus caminos reproduciendo hoy su estilo de vida  y sus actitudes en la  renovación de las comunidades cristianas.

Celebro mi fe en comunidad (en la familia como Iglesia Doméstica y en la parroquia como Iglesia local)

Actitud Básica: ESPERANZA ALEGRE

Momento Significativo: MARÍA MUJER MISERICORDIOSA.

Experiencia Eclesial: PENTECOSTÉS

 

2.    Defiendo la vida:

Arraigados en la esperanza en Cristo resucitado, acogemos sus llamadas a comprometernos en el proyecto del reino de Dios en medio de la sociedad actual.

Me comprometo con la Creación y desarrollo misericordia, fundamento del proyecto social de Jesús.

Actitud Básica: CARIDAD ARDIENTE

Momento Significativo: MES DE LAS MISIONES

Experiencia Eclesial: MISIONEROS CALLEJEROS DE LA FE

Jesús, acogido en la propia vida, en la comunidad y en la historia es el camino y la huella para:

Ø  Recuperar la buena noticia de Jesús en la vida de los jóvenes, hombres y mujeres de nuestro tiempo.

Ø  Liberar la esperanza.

Ø  Encender la fe que está queriendo brotar.

Lo más decisivo es la relación con Jesús. Es la adhesión a Jesús y el contacto con su persona que nos transforma

¿CÓMO HACER OPERATIVA LA PROPUESTA PASTORAL?  METODOLOGÍA

La celebración del bicentenario nos ha dejado en el camino del corazón oratoriano, donde se vive la pedagogía del Sistema preventivo que se renueva en la Razón, religión y  amor.

La sede de estas dimensiones es el corazón, que abierto a la acción del Espíritu se convierte en:

Lugar “afectivo” (Amorevolezza de la relación con Dios y con  los hermanos)

Lugar “racional” (razón) donde la persona plasma la inteligencia y la voluntad,

Lugar “moral” (religión) de la libertad donde la persona aprende a discernir entre bien y mal, donde comprende y orienta el sentido de la propia vida y toma decisiones. (Braido, 1994). 

En la  vida de San Juan Bosco y Madre Mazzarello el corazón oratoriano es igual a presencia que privilegia el cuidado, es el camino  donde se aprende a vivir en familia, a cuidar del otro y a cuidar de lo que nos rodea.

Esto se da por la creación del ambiente de familia a través de unas líneas bases:

1.    Una línea de Vida en comunidad: La clave es saber dialogar. Cuando hay encuentro hay posibilidad de sueños. Saber pensarse con otros en la lógica de la MISERICORDIA 

2.    Una línea práctica de transformación: Los sistemas de vida. Pertenencia a Cristo con talante de discípulo: Revestidos de Cristo, con los mismos sentimientos, criterios y actitudes del maestro. 

3.    Una línea de  servicio que lleva a salir de sí mismo, a entregar los propios dones y riquezas para que los otros crezcan. 

En su proceso pedagógico el camino hacia la conversión pastoral nos lleva a adentrarnos en el relato que nos ofrecen los evangelios para:

·         Acercarnos a Jesús tal como era recordado con fe y con amor por las primeras generaciones cristianas.

·         Encontrarnos con el impacto causado por Jesús en los primeros que se sintieron atraídos por Él y le siguieron.

Engendrar el seguimiento de nuevos discípulos. 

 


 

Expresa el carácter de “taller de vida”, de la propuesta pastoral 2016

La vida es el lugar donde todo se juega. Con variedad de caminos y de opciones que se nos presentan. Y es precisamente en el camino de la vida donde el Espíritu actúa y, en libertad, llama a la puerta de todo corazón humano.

Cada uno de los elementos está pensado desde la invitación del Rector Mayor y la palabra del Papa Francisco:

¡CON JESÚS, recorramos juntos la aventura del Espíritu! , Con la identidad de Misericordia

 

LA CRUZ: 

Es la cruz del logo de la JMJ 2016, simboliza a Cristo. Decirle SI A CRISTO, los jóvenes y nosotras. Dios nos está esperando en los jóvenes, es ahí donde le debemos servir. De la cruz nace la misericordia del corazón de Cristo.

Se expresa en una profunda experiencia de Fe.

 EL JOVEN:

Le dice SI A LA VIDA, sale de la Cruz, porque es Cristo quien lo empuja, lo empuja a salir renovado para llegar a ser evangelizador de otros jóvenes. El corazón se tiene que identificar con el corazón misericordioso de Cristo. 

En un cultivo de la dimensión comunitaria de esa misma Fe.

 EL ELIPSE:

Indica el dinamismo de la propuesta pastoral, que moviliza el interior hacia la resurrección en el amor, la autenticidad, la creatividad, la luz…

Creciendo en la Misericordia y dimensión fraterna de la vida. 

Está el símbolo del ESPÍRITU SANTO. El Rector Mayor nos invita en la strenna a dejarnos conducir por el Espíritu, a vivir la aventura de abrirnos a su acción y dejarnos conducir por El. Es el espíritu quien nos empuja también a decir SI A LA IGLESIA, a compartir y celebrar juntos la fe que profesamos.

El espíritu de Dios sorprende, suscita, provoca, descoloca, entusiasma, fascina y acompaña… 

 

"YO DIGO SÍ", ME DECIDO POR CRISTO, CONSTRUYO  LA IGLESIA, DEFIENDO  LA VIDA.